¿Cómo saber si te hace falta colágeno?

¿Cómo saber si te hace falta colágeno?

El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo humano y se produce gracias a la acción de unas células llamadas fibroblastos.

Su principal función es la de crear y mantener las estructuras de los tejidos que forman el organismo, generando fibras resistentes, fuertes y flexibles. Estas fibras unen los tejidos conectivos (como los tendones, los músculos o la piel), aportándoles firmeza y elasticidad.

El cuerpo la produce de forma natural, pero a partir de los 25 años de edad, la producción orgánica suele ir disminuyendo, lo que provoca la aparición de arrugas prematuras y los primeros signos de flacidez.

Síntomas de falta de colágeno

El colágeno está repartido por todo el cuerpo y es vital para el buen funcionamiento del organismo. Sin embargo, con el paso del tiempo, la acción de los fibroblastos se va haciendo más lenta, lo que provoca una reducción gradual en los niveles de producción de esta proteína.

Dicha reducción hace que empiecen a manifestarse los primeros signos de envejecimiento en la superficie de la piel, tal y como la aspereza, la sequedad, las arrugas, la flacidez facial o la pérdida de volumen y de densidad dérmica.

Si reconoces los síntomas que te describiremos a continuación, quizás sea momento de suplementar tu alimentación con colágeno.

A medida que pasan los años comienzas a notar otros efectos:

  • Dolores articulares
  • Debilidad muscular y/u ósea
  • Uñas quebradizas
  • Aparición de celulitis
  • Arrugas y piel poco hidratada
  • Cabello débil y/o reseco

Cómo prevenir la pérdida de colágeno

Para favorecer la síntesis de colágeno de forma saludable y mantener la elasticidad y firmeza de la dermis es conveniente seguir estos pasos:

  • Reducir la exposición al sol: la radiación ultravioleta afecta a la producción de colágeno en la piel, ya que hace que se descomponga más rápidamente. Por lo tanto, conviene reducir todo lo posible la exposición al sol y aplicar siempre una fotoprotección adecuada.
  • Cuidar y/o modificar la dieta: añadir alimentos ricos en colágeno es beneficioso para la salud de la piel. Esta proteína puede encontrarse en carnes (pollo, pavo, cerdo…), pescados como el atún y el salmón, lácteos, frutos secos o gelatinas. Además, se recomienda consumir vitamina C para ayudar a la producción de colágeno y vitaminas E y A, con el fin de mejorar la elasticidad de la piel.
  • Disminuir el consumo de alcohol y tabaco: la acción de estos agentes deteriora las fibras colágenas y acelera el envejecimiento de la piel, por lo que conviene eliminar su consumo o reducirlo al máximo.
  • Usar productos dermatológicos específicos: el cuidado facial debe incluir la aplicación de cremas que favorezcan la formación de colágeno en la piel para que esta se vea más hidratada, tersa y joven.

Beneficios del colágeno para la piel

El colágeno actúa como sostén de las fibras de la dermis, dándoles consistencia, flexibilidad y resistencia. No obstante, hay que tener en cuenta que si queremos disfrutar de los beneficios de esta proteína la síntesis del colágeno debe ser calidad.

Veamos cuáles son algunas de sus propiedades y qué pueden aportarles a tu piel:

  • El colágeno contribuye a que la piel se mantenga hidratada y protegida frente a los agentes externos como el sol, la contaminación o el frío.
  • Disminuye las arrugas, las líneas de expresión y las estrías, además de prevenir y retrasar los signos del envejecimiento.
  • Reduce las marcas de acné gracias a sus propiedades cicatrizantes.
  • Ayuda a sanar las heridas.
  • Combate la flacidez facial y la celulitis.

¿Cómo tomar colágeno como suplemento?

El colágeno hidrolizado en polvo, como el de MO4T, es muy fácil de agregar a tu rutina. Puedes agregar 1 o 2 scoop de colágeno a tus bebidas o comidas, y no notarás que lo estás tomando, ya que se disuelve fácilmente y no deja grumos. Tampoco alterará el sabor de tus comidas o bebidas porque no tiene sabor.

 

 

Lo que sí notarás es una versión mejorada de tu piel, cabello, uñas y articulaciones. A medida que seas disciplinado con la toma de tu colágeno diario, podrás notar sus efectos. ¿Ya estás listo para comenzar?


Related by tags


    ×